• QUIENES SOMOS
    QUIENES SOMOS
    13 de Febrero de 2015 a las 01:13

             Tintoreria lavaderia RUBI, a su servicio en Teruel desde el año 1941, esforzándonos, año tras año, para ser los mejores profesionales del sector.
             Sin duda, la experiencia acumulada en este tiempo, nos ha permitido una extraordinaria selección de productos y maquinaria para, junto al potencial humano y profesional, conseguir un objetivo final: CALIDAD Y SERVICIO.
             En 1956 instalamos la 1ª maquinaria de LIMPIEZA EN SECO "compacta", cuyo disolvente era el Tricloretileno, siendo una de las primeras instalaciones, con este tipo de maquinaria, que se colocaban en España, teniéndola que importar, ya que en nuestro Pais no se fabricaban.  En la década de los 60 fue sustituido el Tricloretileno por el Percloretileno, disolvente, este último, menos toxico y agresivo con la ropa, vigente en la actualidad y utilizado por más del 97% de los profesionales del sector, debido a las múltiples y considerables ventajas que éste último aporta. RUBI, siempre a la vanguardia de la tecnología y en interes de sus clientes, importó en el año 1969, dado que en España, aunque ya se fabricaban máquinas de Seco, no se aproximaban a las extranjeras ni en calidad ni en tecnología, la segunda máquina  de SECO,  ya con  las  nuevas  tecnologías y  programador incorporado. En la actualidad ya vamos por la cuarta generacion de maquinaria.
             No debemos pasar por alto la instalación de Lavandería Industrial, lideres en el sector, en Teruel, con una capacidad de producciñon de 88 kg de lavado de ropa por hora y unas instalaciones  con maquinaria de última generación, con "COMPUTADORA",  motores  con  variación de frecuencia, cetrifugado de ALTA VELOCIDAD, y dosificadores automáticos de productos de limpieza, con la que damos servicio a todo tipo de colectividades, hoteles residencias, colegios, restaurantes, etcétera.  Nuestras instalaciones de Lavandería Industrial, estan pensadas para no mezclar la ropa de los clientes, por eso tenemos máquinas de diferentes capacidades y contiene las siguientes máquinas; 1 lavadora de 40 kg, 1 lavadora de 22 kgs, 1 lavadora de 18 kgs, 1 lavadora de 8 kg,  2 secadoras y una Calandra (secadora planchadora) para ropa lisa como manteleria,  ropa de cama, ezcetera.  En la sección de planchado de ropa de vestir, contamos con una cabina de plancha, un maniqui de plancha, pretina (prensa de plancha), mesas de plancha de repaso y 2 embolsadoras de ropa. RUBI, SIEMPRE A LA VANGUARDIA DE LA TECNOLOGIA

  • SUGERENCIAS
    SUGERENCIAS
    12 de Febrero de 2015 a las 19:48

    RECOMENDACIONES DE INTERES



    • No guarde nunca la ropa sin limpiar.  El tiempo "oxida" las manchas y las fija en los tejidos,  dificultando enormemente su eliminación.
    • No intente nunca quitar una mancha.   Lo que hace es disolverla  y fijarla en el tejido, consiguiendo que en la mayoría de los casos sea dificil, por no decir imposible, su eliminación total.
    • Indique siempre al tintorero las manchas que lleva su prenda y si es posible su procedencia, tiempo que la lleva, y/o cualquier otro dato que pueda ayudar al profesional para su eliminación.
    • Si su ropa se compone de dos o más piezas, por ejemplo Chaqueta y Falda,  llevelas siempre a limpiar juntas. ya que puede variar ligeramente la tonalidad de los colores.
    • No  quite  las  etiquetas  de  composición  del  tejido  y  de mantenimiento, porque, aunque el profesional es experto en determinar su composición y como quiera que hoy en día hay tantas imitaciones, le puede ayudar mucho para darle el tratamiento correcto.
    • No planche nunca una prenda sucia o manchada. El cator fija la mancha en el tegido, y dificulta enormemente su eliminación   

  • LA LIMPIEZA EN SECO
    LA LIMPIEZA EN SECO
    15 de Febrero de 2015 a las 17:41


    Que es la limpieza en seco?

     

    La limpieza en seco es un sistema de lavado de prendas que no pueden ser sumergidas en agua porque se deterioran, deforman, encogen o alteran su color. Es utilizado típicamente en tintorerías y lavanderías.

    Existen varios tipos de limpieza en seco, diferenciándose estos principalmente por el solvente utilizado, siendo los más típicos el Percloretileno(P), los Hidrocarburos(HC) y los fluidos siliconados(Si).

    Proceso

    El tratamiento suele seguir el siguiente proceso:

    • Selección de las prendas por colores.
    • Desmanchado con jabones líquidos específicos.
    • Limpieza y Reposo.
    • Proceso de secado especifico que requiere el tipo de prenda.

    A pesar de su denominación, la "limpieza en seco" no es un sistema absolutamente seco o llevado a cabo utilizando solo aire. Este proceso se realiza utilizando productos químicos llamados solventes, ya que estos disuelven la grasa y manchas de la prenda tratada, para que, con el secado posterior, la prenda esté lista para el proceso de planchado y terminación.

     








  • PREGUNTAS Y RESPUESTAS
    PREGUNTAS Y RESPUESTAS
    15 de Febrero de 2015 a las 13:30

    PREGUNTAS Y RESPUESTAS SOBRE LA LIMPIEZA EN SECO

     

              ¿Cómo funciona la limpieza a seco?


    Pese a su nombre, la limpieza a seco no es totalmente seca. Ella conlleva el uso de substancias químicas líquidas llamadas "solventes" para eliminar la mayoría de las manchas de diversas telas. La mayoría de las tintorerías y lavaderos emplean el perc como su principal solvente. Puesto que las prendas se limpian en una solución líquida, compuesta en su mayor parte por perc o algún otro solvente con muy poca agua o nada, se usa el término "limpieza a seco" para describir el proceso. Hay algunas diferencias entre la forma en que las tintorerías limpian la ropa, pero en líneas generales el proceso es el siguiente:

    • Por lo general las tintorerías y lavaderos quitan las manchas a mano antes de colocar las prendas en grandes máquinas.
    • En la máquina se colocan solventes líquidos, detergentes y a veces pequeñas cantidades de agua. Luego, la máquina agita la ropa de manera similar a la lavadora domestica para quitar suciedad, grasa y manchas.
    • Una vez limpia, la ropa se seca en la misma máquina o se la traslada a mano a un secador. Luego se la plancha y se le da forma.
    • El solvente usado se destila para purificarlo. La destilación separa el solvente de los residuos que pueda contener, como detergente, tintura, polvo o grasa, de modo que el solvente se pueda volver a usar. Además de la destilación, la mayoría de las máquinas también tienen filtros para limpiar el solvente usado.
    • Una vez terminado el proceso de purificación , los filtros que contienen solvente en muy pequeñas cantidades, así como los residuos de ciertos solventes, por ejemplo perc, deben ser tratados como residuo peligroso. Las tintorerías pueden enviarlos a instalaciones especiales para que sean reciclados o incinerados.

              ¿Qué es el perc?


    El percloroetileno, o perc, es el principal solvente químico que se usa en la limpieza a seco. Es un líquido transparente, incoloro, que se evapora rápidamente con un olor fuerte y dulce. Es un solvente efectivo para la limpieza, y la mayoría de las tintorerías lo usan porque quita las manchas y la suciedad de todas los tejidos de uso corriente. Por lo general el perc no encoge ni destiñe las telas. A diferencia de los solventes que se usaban en los años treinta y cuarenta, el perc no es inflamable. Puesto que se lo puede volver a utilizar, el perc es un solvente eficaz y económico para la limpieza de la ropa. El perc es también una substancia química tóxica, que tiene consecuencias sobre la salud humana y el medio ambiente.


              Hay algún método nuevo de limpieza que pueda resultar preferible desde el punto de vista ambiental?


    Impulsados por la preocupación por el perc y otros solventes que se usan en la limpieza a seco, se han producido adelantos tanto en la tecnología como en la limpieza de las telas, los cuales han producido un avanzado proceso llamado "limpieza al agua", que usa agua como solvente. La limpieza al agua se realiza en máquinas diseñadas especialmente, que deben ser manejadas por profesionales. Si bien las tintorerías siempre han usado algún método a base de agua, a menudo a mano, estos métodos del pasado no se asemejan en nada al nuevo proceso de limpieza a máquina.

    La limpieza al agua no es igual al lavado que se realiza en casa, y sólo la pueden realizar tintoreros adiestrados usando máquinas especializadas y detergentes y aditivos especialmente formulados para lavar y secar suavemente la ropa. Por lo general estas máquinas se manejan por computadora, y, lo mismo que las máquinas de limpieza a seco, tienen muchos programas para controlar diversas variables y permitir que el profesional adapte el proceso a diferentes prendas. Las prendas sometidas a limpieza al agua pueden necesitar más plancha, por lo cual se ha creado equipo especial para facilitar la tarea de planchar y terminar las prendas limpiadas en seco o al agua.

    La limpieza al agua es atrayente desde el punto de vista ambiental porque el proceso se realiza con una solución de agua con un escaso porcentaje de aditivos. Igual que con cualquier tecnología nueva, todavía quedan preguntas sin responder sobre el posible impacto ambiental de la limpieza al agua, especialmente en lo que se refiere al consumo de agua y energía. Por lo general los detergentes y aditivos que se emplean en la limpieza al agua se descartan por un resumidero, y los posibles efectos ambientales de estos productos nuevos son en gran medida desconocidos. Ciertas substancias químicas que tradicionalmente se han usado en detergentes pueden ser causa de preocupación por su toxicidad en el agua, si se los usa también en productos de limpieza al agua.


              ¿Hay algún otro método nuevo para la limpieza de la ropa?


    Se avizoran varias tecnologías nuevas en el horizonte, pero sólo dos de ellas están disponibles comercialmente por el momento: la limpieza al agua y un proceso que utiliza un solvente sintético derivado del petróleo. El proceso con el nuevo solvente tiene un potencial reducido de producir incendios, y en la actualidad se usa en algunas tintorerías. Aún con los cambios en los procesos, el código contra incendios de algunas localidades todavía restringe o prohíbe el uso de estos solventes porque se consideran que ocasionan peligro de incendio.

    La EPA espera que, en un futuro cercano, los tintoreros profesionales tengan a su disposición una amplia variedad de procesos de limpieza preferibles desde el punto de vista ambiental. Hay varios procesos nuevos en diferentes etapas de desarrollo, como:

    • Se están probando procesos basados en dióxido de carbono líquido, los cuales parecen promisorios como sistemas ambientalmente sensatos. Este novedoso proceso ha recibido el reconocimiento de los prestigiosos programas Presidential Green Chemistry Challenge y RfE 100 Awards Programs, por sus logros tendientes a reducir la contaminación.
    • Se está trabajando en un proceso a base de éter glicólico, el cual se encuentra en etapa de elaboración y prueba.
    • Se encuentra en vías de elaboración un proceso basado en agua que emplea energía ultrasónica.

    También se está trabajando con otros varios solventes





  • EVITAR ENGANCHONES EN EL LAVADO
    EVITAR ENGANCHONES EN EL LAVADO
    18 de Febrero de 2015 a las 20:09

    Ventajas al utilizar bolsas de malla

    Escrito por InduWet

    Nos ha ocurrido a todos, y todo cuidado sera poco, pero lo cierto es que despues de lavar cierto tipo de prendas estas aparecen con agujeros y/o enganchones. En la mayoria de los casos se trata de tejidos extemadamente delicados o de muy baja calidad, aunque puede ocurrir en cualquier tipo de prenda. Una sencilla malla no hace indestructible la prenda pero evitrara en un alto porcentaje el riesgo de desgarros y roturas, y aumentara con ello su durabilidad.

    La malla funciona como una barrera física contra las prendas que hayamos introducido y contra los elementos externos. Esto reduce la cantidad de fricción en las piezas delicadas y protege de enganchones no deseados con botones, cremalleras y otros adornos de otras prendas durante el lavado.

    La malla también tiene el diseño perfecto para permitir un lavado suficiente como para asegurar que sus prendas se han limpiado igual que como lo harían si no estuvieran en la malla.

    Las mallas  se utilizaban en un prinipio para introducir la ropa interior, camisones, combinaciones, y medias. Nuestra recomendación es la de ampliar el numero de prendas que son protegidas con una malla.

    Cosas a tener en cuenta:
    • Algunas bolsas de malla vienen con compartimentos separados en el interior, ideal para el lavado de dos o tres blusas a la vez.
    • Usando una bolsa de malla para lavar un suéter puede ayudar a reducir la formación de bolitas (efecto pilling).
    • Las bolsas de malla son una solucion para el lavado de las zapatillas de deporte.
    • Tambien puede usar las bolsas de malla para seleccionar el tipo de ropa, su color, o el acabado que recibira tras su limpieza. Ejemplo: En una bolsa colocamos la ropa que se tendera al aire libre y en otra la que mandaremos a la secadora tras el lavado.

  • TRUCOS PARA EL HOGAR
    TRUCOS PARA EL HOGAR
    14 de Febrero de 2015 a las 17:55

     
    Cómo lavar las prendas de lencería

    La ropa interior femenina es quizá la más delicada, compuesta por algodón, seda, encajes, lazos, cintas y distintos tipos de decoración. Por ello requiere atención especial a la hora de lavarla. ¡Trucos! La lenceria es sexy y atractiva, pero también delicada. Generalmente, la meta es que sea perdurable a lo largo del tiempo (sobre todo porque suele ser más cara que el resto de tu ropa interior), por eso te damos algunos buenos consejos acerca de cómo lavar y cuidar la ropa interior.

    Lavar a mano ropa interior de seda

     Si la prenda de ropa interior es muy delicada la primera recomendación es lavarla a mano, en especial cuando se trata de ropa interior de seda, quizá te tome más tiempo pero te ayudará a que dure más tiempo. Para ello, llena el lavabo de agua fría y echa un chorro de champú, un poco de jabón neutro o especial para prendas delicadas. Mete dentro las prendas y déjalas en remojo durante 10 minutos como mucho. Asegúrate que están bien empapadas. Enjabona la prenda sin arrugarla, frotándola delicadamente, enjuaga y remoja nuevamente la prenda con agua y vinagre blanco durante unos minutos, este paso hará la diferencia. 

    Lavar ropa interior de algodón

    Si se trata de prenda de algodón de uso diario puedes lavarlas en la lavadora, pero utiliza siempre una bolsa especial para ropa íntima o en su defecto la funda de una almohada, esto ayudará a protegerlas del daño que pueda causar la máquina. Para ello,  utiliza un detergente para ropa delicada, sin ningún tipo de blanqueador. Te recomendamos que utilices un ciclo de lavado de prendas delicadas, así minimizarás el daño que en general causa lavadora en nuestra ropa. Evita mezclarla con otras prendas que tengan cremalleras, velcros y botones. Puedes conseguir alguna malla para que no roce ningún elemento que pueda estropearla.

    Lavar prendas con encaje

    Para las prendas con encaje oscuro el vinagre blanco es un gran aliado, también se recomienda que el lavado sea con agua tibia, y por último, con agua fría. Evita ponerla cerca de los radiadores o en la secadora porque el calor extremo podría estropearla.


    Para las prendas con encaje blanco que se han vuelto amarillentas nunca es recomendable el uso de cloro o blanqueadores, lo ideal es colocar la ropa interior a remojar con agua tibia y sal y lavar a la mañana siguiente como acostumbras.

    ¿Ropa interior en la secadora?


    Eso sí, si quieres que tu ropa interior dure más no la metas a la secadora, deja que se seque naturalmente, evita exponerla al sol sin son prendas de color e intenta no colgarla con pinzas para que no queden marcadas. Si debes meter a la secadora una pieza de ropa interior de fibra sintética recuerda ponerla en función de calor mínimo, de lo contrario podría encogerse.


    Para evitar cualquier accidente que dañe tu ropa interior lo más recomendable es siempre leer las instrucciones de lavado, esto aplica para la ropa en general, mientras sigas las indicaciones tus piezas se mantendrán en buen estado.










  • LIMPIEZA PRENDAS CON LENTEJUELAS
    LIMPIEZA PRENDAS CON LENTEJUELAS
    18 de Febrero de 2015 a las 20:51

    Lavar prendas con lentejuelas

     Las lentejuelas son accesorios decorativos muy populares en el mundo de la moda, y están presentes en muchas prendas. Son muy populares en vestidos de novia, vestidos de fiesta, blusas, suéteres, etc. Pero su popularidad, tiene ciertos inconvenientes cuando se trata de lavarlas en casa o en la tintorería.

    Las Tintorerías profesionales proporcionarán un cuidado especial para la ropa de lentejuelas. Sin embargo, hay que reconocer que algunas tintorerías se niegan a limpiar en seco este tipo de prendas de vestir, debido a los problemas que se presentan (disolución, despegado, tintado, etc.). 

    Si ha de limpiar una prenda de lentejuelas, he aquí unos consejos:

    • Para empezar, si usted ve un hilo suelto, ¡no tire de él! Este es un buen consejo cuando se trata de cualquier prenda de vestir, no sólo las que puedan necesitar limpieza en seco, ya que podría poner en peligro la prenda. Las lentejuelas a menudo están sujetas con un fino hilo, y si se tira de él se podría dañar toda una fila.
    • Tan pronto como te quitas el vestido de lentejuelas, camisa o falda, colgar de inmediato. Tirarlo en una silla o en el suelo aumentara el riesgo de accidentes, e incluso podría doblar las lentejuelas caso de pisarlo.
    • Tenga cuidado en donde lleva a limpiar una prenda de vestir con lentejuelas. Algunas prendas con lentejuelas pueden requerir un tratamiento de limpieza en seco específico.
    • Preste atención por dónde camina, y evitar las esquinas y bordes puntiagudos. Si una prenda de estas características se engancha, tenga por seguro que provocara daños al tejido.
    • Observe si las lentejuelas están cosidas o pegadas en el vestido o blusa. Las lentejuelas que se cosen son más estables y tienden a durar más tiempo con un cuidado adecuado. Las lentejuelas pegadas pueden desprenderse más fácilmente cuando se lavan. Si el pegamento se deteriora, las lentejuelas se caerán. Así que trate de usar agua fría siempre que la etiqueta de cuidado se lo permita con el objetivo de no deteriorar las colas de las lentejuelas.
    • Si lava su prenda de lentejuelas en su casa, debe de hacerlo a mano prioritariamente, o en un programa extradelicado si lo hace en la lavadora. Tengamos en cuenta que las lentejuelas pueden engancharse con facilidad por lo que es recomendable el lavado a mano. Deje secar al aire y a la sombra. No agite ni estruje la prenda.

    Escrito por InduWet 







  • Historia de la plancha
    Historia de la plancha
    22 de Febrero de 2015 a las 00:53




    Historia de la plancha

    Los orígenes de la plancha son remotos.

    Se sabe que la utilizaron los chinos en el siglo IV para alisar la seda.

    Se trataba de unos recipientes de latón con mango, en el interior de los cuales se colocaba una cantidad de brasas con cuyo calor se quitaba las arrugas del tejido.

    En algunas estampas chinas del siglo IV ya se ven algunos artefactos en forma de plancha. Hubo sucesivamente planchas de piedra, de mármol, de vidrio, huecas que llevaban carbón encendido en su interior y de metal que se calentaban en un fogón. En Europa, las primeras planchas fueron alisadores de madera, vidrio o mármol que hasta el siglo XV se utilizaron en frío ya que el empleo de goma para almidonar no permitía el uso del calor.

    La palabra misma, ‘plancha’, no apareció en castellano, con el significado que hoy le damos, hasta el siglo XVII. Fue en esa época cuando empezó a utilizarse de forma generalizada. Eran unas planchas calentadas al fuego, artilugios huecos que se llenaban de maderas ardiendo, o de brasas. Las había también macizas, que se calentaban directamente en el fogón, las llamadas planchas de lavandera, que aparecieron más tardíamente.

    A aquella generación de planchas sucedieron otros sistemas de calentamiento por medio de agua hirviendo, gas e incluso alcohol. Con todos aquellos viejos y venerables cacharros acabó la plancha eléctrica.

    La idea de la aplicación de la electricidad al calentamiento de la plancha se le ocurrió al norteamericano Henry Seely quien el 6 de junio de 1882 presentó en la oficina de patentes de Nueva York los planos para construir la primera plancha eléctrica; sin embargo, no pudo ser utilizada en seguida por las amas de casa ya que en los domicilios todavía no existía la conexión a la red eléctrica, y no se había inventado aún el termostato.

    La plancha de Seely se calentaba por medio de un arco voltaico (en la imagen), una potente chispa que saltaba entre dos barras de carbón.

    Jugando con el apellido del inventor, Seely, palabra que en inglés significa ‘tonto’, se llamó al invento de Henry ‘el invento de los tontos’, ya que aunque la idea era excelente, su aplicación no parecía posible por las razones antes explicadas. Sin embargo, no tardaría en abrirse camino al inventarse, en 1924, el termostato regulable que evitaba que los tejidos se quemaran.

    En efecto, en 1924, cuando la plancha ya se encontraba ampliamente divulgada, Joseph W. Myers le introdujo un termostato.

    Y en 1926 la compañía Eldec crea las primeras planchas de vapor para uso doméstico, con rociador de vapor, con lo que quedaba resuelto el problema del planchado. Junto con la plancha, apareció en el siglo XIX la tabla de planchar. Su uso, sin embargo, era anterior. En las sacristías de las grandes catedrales y en los monasterios importantes, como el de El Escorial, los elaborados roquetes y sobrepellices, así como el resto del vestuario litúrgico, se planchaban cuidadosamente.

    A la plancha se debe, entre otras cosas, el invento de la limpieza en seco. La primera lavandería con servicio de planchado, establecida en París en 1855, descubrió que tras haber sido vertida sobre una prenda, sobre la que se había pasado la plancha, cierta cantidad de esencia de trementina, la mancha desaparecía de manera instantánea.

    La plancha de ropa

    (siglo IV a.C., Grecia)


    Las ropas libres de arrugas han sido un símbolo de refinamiento, pulcritud y categoría social durante 2.400 años como mínimo, si bien nunca fue fácil conseguir el efecto deseado. Todas las planchas primitivas empleaban la presión. Sólo algunas utilizaban el calor para eliminar arrugas o formar pliegues en las prendas recién lavadas.

    En el siglo IV a.C., los griegos usaban una barra de hierro cilíndrica calentada, similar a un rodillo de amasar, que se pasaba sobre las ropas de lino para marcar los pliegues. Dos siglos más tarde, los romanos ya planchaban y plisaban con un mazo plano, metálico, que literalmente martilleaba las arrugas. Con estos dispositivos, el planchado era algo más que una tarea prolongada y tediosa. Era un trabajo de esclavos que hacían los esclavos.

    Incluso los belicosos vikingos del siglo X apreciaban las prendas exentas de arrugas, a menudo plisadas. Empleaban una pieza de hierro en forma de hongo invertido, que movían adelante y atrás sobre la tela húmeda. Los historiadores de la moda aseguran que la dificultad de formar los pliegues servía para establecer la distinción entre las clases altas y bajas en materia de indumentaria. Los campesinos no tenían tiempo para planchar con tanto esmero, y los pliegues eran un signo externo de que se contaba con esclavos o sirvientes.

    Hacia el siglo XV, las familias europeas acomodadas utilizaban la plancha llamada “caja caliente” provista de un compartimiento para carbón o un ladrillo previamente calentado. Las familias más pobres todavía utilizaban la plancha sencilla de hierro, con mango, que se calentaba periódicamente sobre el fuego. La gran desventaja de esta plancha era que el hollín se adhería a ella y pasaba a las ropas.

    Cuando se instaló la iluminación de gas en los hogares, en el siglo XIX, muchos inventores idearon planchas calentadas con esa forma de energía, pero la frecuencia de los escapes, explosiones e incendios aconsejó llevar las ropas arrugadas. El verdadero boom en el planchado llegó con la instalación de la electricidad en las casas.

    La plancha eléctrica

    El 6 de junio de 1882, el inventor neoyorquino Henry W. Weely obtuvo la primera patente de su país para una plancha eléctrica. Aunque su concepto de espiras resistentes al calor era imaginativo, la plancha en sí era poco práctica. Sólo se calentaba lentamente enchufada en su soporte, y se enfriaba rápidamente. En 1906, cuando Richardson decidió lanzarse a la fabricación de planchas, dio precisamente este nombre a su producto.

    Las planchas eléctricas presentaban el mismo problema que los demás aparatos eléctricos de la época, con la única excepción de la bombilla. Hacia 1905 muchas centrales eléctricas no ponían en marcha sus generadores hasta la puesta del sol, y los paraban al despuntar el día. Así pues, la familia que deseaba beneficiarse de las nuevas comodidades, como la tostadora eléctrica, la cafetera eléctrica, el reloj eléctrico o la plancha eléctrica, sólo podía conectar sus aparatos durante la noche. La salida del sol acallaba el zumbido del progreso.

    Plancha de vapor

    En 1926 las primeras planchas de vapor fueron consideradas unos artilugios que no cubrían una necesidad auténtica, pese a que, según se aseguraba, su persistente humedad impedía chamuscar la ropa. Toda vez que un planchado cuidadoso también evitaba la chamusquina. La novedad no tuvo éxito. En los años cuarenta, los confeccionistas presentaron una amplia variedad de tejidos sintéticos a prueba de manchas y que casi no necesitaban planchado, pero las pocas veces que lo requerían podían derretirse como la cera bajo una plancha caliente y seca.

    En tanto las primeras planchas de vapor sólo tenían un orifico de salida, las que aparecieron en los cuarenta tenían dos. Después llegaron a tener cuatro y hasta ocho. Los orificios se convirtieron en un ardid de marketing. Si ocho eran útiles, dieciséis habían de doblar el atractivo. Los agujeros, claro está, se hicieron cada vez más pequeños.


  • MANCHAS DE TINTA ¿Se eliminan con Leche?
    MANCHAS DE TINTA ¿Se eliminan con Leche?
    22 de Marzo de 2015 a las 13:22

    Tópicos caseros: Quitar manchas de tinta con la leche


    Detalles Publicado el Martes, 11 Junio 2013 18:23 Escrito por T&L

    Nos ha llegado la siguente pregunta a nuestro Portal de Tintoreria&Lavanderia:

    ¿Es cierto que como se dice tradicionalmente la leche elimina manchas de tinta?

    RESPUESTA DADA AL CONSUMIDOR:

    Desde luego esta es una pregunta cuya respuesta podríamos encuadrar en los llamados "tópicos populares" o creencias infundadas.

    Si nos atendemos al término "Tradicionalmente" que incluis al inicio de la pregunta, tendremos que contestar que el producto que puede tener alguna propiedad (pero pequeña) en la disolución de algún tipo de tintas el la "LECHE" ya que contiene ácido láctico que disuelve la base de algunas tintas de formulación antiguas.

    Pero estrictamente, la LECHE no sirve en absoluto para quitar manchas de tinta. 

    Las tintas hoy en día, se fabrican  con diversas y complejas formulaciones para hacerlas más vistosas, permanentes, fluorescentes, etc.

    Cada formulación parte de un componente base,  que es el que la disuelve. Si no conocemos este componente básico de la tinta, es casi imposible que la eliminemos.

    No obstante existen otros disolventes al alcance del consumidor que se muestran más eficaces, como pueden ser el alcohol, los disolventes universales, el aguarrás, etc, incluso el cloro (en la lejía) o el oxigeno (en el agua oxigenada) que todos podemos encontrar en la droguerías.

    De nuestra larga experiencia de profesionales de la Tintorería, tengo que admitir que el proceso que seguimos para eliminar manchas de tinta, no es ni mas ni menos que el viejo "ensayo y error".  Vamos probando con diferentes disolventes, hasta ver si tenemos la suerte de que alguno de ellos disuelva la tinta.

    En muchas ocasiones tenemos suerte, pero en cambio en otras es del todo imposible.

    Pero si os tuviera que dar un buen consejo, este sería, que te abstenga por completo de intentar quitar una mancha te tinta con leche.

    Yo no lo he hecho nunca, pero estoy cansado de los desastres que de tanto en tanto me traen mis clientes cuando han empapado una prenda manchada de tinta con leche. No eliminan la mancha, y estropean la prenda.

    Eliminar una mancha de tinta es complejo y difícil incluso para un profesional.

    Espero haberos dado un poco de luz en este asunto.

    Un cordial saludo y quedamos a vuestra disposición para cualquier otra cosa.


  • PLANCHADO DE UNA CAMISA
    PLANCHADO DE UNA CAMISA
    23 de Marzo de 2015 a las 00:25


    Como planchar una camisa.

     Los siguientes video te guiará paso a paso de cómo hacerlo.

     Tu práctica hará el resto para conseguir un acabado ideal.

                                      //////////////////////////////////